Cómo cuidar la Lana

CÓMO CUIDAR LA LANA: La lana es resistente a las manchas, al olor y a las arrugas, por lo que requiere menos lavado, esto significa que cuidar la lana es fácil. Para cuando tenga que lavar la ropa de lana, puede hacerlo a mano o a máquina.

Cómo cuidar la lana: lavarla en una lavadora

  • Las prendas de lana deben lavarse en la configuración de lana. Si su lavadora no tiene un ciclo de lana, use el lavado con agua fría o el ciclo de lavado para prendas delicadas.
  • Use un detergente neutro y suave.
  • Se recomienda que las prendas se sequen completamente después del lavado.

Cómo cuidar la lana: lavarla a mano

El lavado a mano de lana es realmente rápido y fácil:

  • Ponga la prenda del revés,
  • Lave a mano en agua limpia y tibia, aproximadamente a 30 ° C,
  • Con un detergente neutro y suave.
  • Dejar en remojo durante, al menos, 10 minutos
  • Enjuagar bien primero en agua tibia, luego en agua fría.

 

CUIDADOS DE LA LANA: Cómo secar la lana

Después de lavar la ropa de lana, se recomienda que las prendas, en particular las prendas de punto, como los suéteres, se sequen planas, a menos que la etiqueta de la prenda indique que se puede secar en secadora. Las prendas tejidas, como los pantalones de traje a medida o las chaquetas, se pueden colgar en una percha y secar a la luz solar directa.

Cuando coloque la prenda sobre una toalla para que se seque, amase suavemente con la mano en forma y tamaño, y elimine la mayor cantidad posible de pliegues.

Permita que la prenda se seque al aire naturalmente. Si es posible, siempre use suéteres planos de lana seca u otras prendas de punto El secado en perchas puede hacer que las prendas se estiren debido al peso de la humedad contenida en la prenda, con el resultado de que la prenda crece en longitud y pierde su forma.

Si se utilizan alfileres asegúrese de que sean de madera.

Que evitar al secar la lana

  • Evite la luz solar directa, la luz solar cerca de una ventana o el calor directo.
  • No colocar la prenda sobre un radiador para que se seque.

 

CUIDADOS DE LA LANA: Cómo planchar lana

A pesar de ser resistentes a las arrugas, algunas prendas de lana pueden planchar a baja temperatura, pero solo si la etiqueta de la prenda lo aconseja.

Si su prenda de lana requiere planchado después del lavado y secado, dependerá de la cantidad de arrugas y la apariencia general de la prenda.

En general, los tipos de ropa de lana más pesados, como los tejidos gruesos, tienden a sufrir menos arrugas durante el lavado, por lo que es menos probable que necesiten planchado. Planchar o no dependerá en gran medida de la preferencia personal.

Para planchar las prendas de lana, se recomienda que se coloque sobre una toalla blanca y que no tenga pelusa.

Cómo planchar lana en 4 sencillos pasos

  • Ajuste el calor de la plancha según lo que indique la etiqueta de la prenda. Demasiado calor puede provocar decoloración o marcas de quemaduras.
  • Extiende la prenda de forma plana y dale forma y talla a mano.
  • Rocíe la prenda con un poco de agua antes de plancharla; mientras plancha, aplique un poco de vapor. Esto facilitará la eliminación de las arrugas.
  • Después de planchar, coloque la prenda sobre una superficie lisa y dura durante 5 minutos antes de doblarla o colgarla. Esto evitará más arrugas.

Que evitar al planchar lana

  • No aplique mucha presión ya que esto hará que la superficie de la prenda se vuelva brillante.
  • Nunca deje la plancha en reposo sobre la prenda, puede provocar quemaduras.
  • No use almidón en aerosol suavizantes o acondicionadores en aerosol.
  • No planche las prendas si la etiqueta indica “No planchar”.

 

CÓMO CUIDAR LA LANA: Como almacenar la ropa de lana

Envasado al vacío

Envasar al vacío – sellar en bolsas herméticas – no solo protege la ropa, sino que también crea mucho más espacio en el armario, lo que le facilitará las cosas cada vez que necesite alguna prenda. Como las bolsas son transparentes, puedes localizar las prendas transestacionales fácilmente en caso de frío o calor repentino.

En el lado negativo, alguna vez que otra, pueden necesitar un nuevo cierre y no permiten que la ropa respire. Tampoco son recomendables para prendas delicadas ya que pueden atrapar la humedad, aunque, sí le metes unas bolsitas de gel de sílice, estas, pueden ayudar a prevenirla.

Bolsas de almacenamiento de tela

No es tan conveniente en cuanto al espacio como el envasado al vacío, usar bolsas 100% de algodón o lana es mucho más seguro para ropa delicada, ya que le permiten respirar.

Envolver la ropa en papel de seda también evitará que se amarilleen y se enganchen en las cremalleras u otro tipo de ropa.

Compartimientos de almacenaje

Los contenedores de almacenamiento pueden ser una alternativa más fácil a las bolsas de vacío, pero la ironía es que requieren una buena cantidad de espacio de almacenamiento.

Los contenedores de almacenamiento son perfectos para guardar ropa de verano, como camisetas y pantalones cortos, y prendas más resistentes como los vaqueros. El uso de bolsitas de gel de sílice ayudará a evitar que la humedad y que aparezca el temido moho.

Cedro, no bolas de naftalina

El aroma de las bolas de naftalina es difícil de eliminar y poco agradable. Los bloques de cedro, no solo huele muy bien, sino que funciona igual de bien o mejor, para prevenir la acción de las polillas y el moho. Las perchas de cedro también son ideales para trajes, ya que ayudan a absorber la humedad.

Sin embargo, si guarda cuero o piel, el cedro en realidad puede secar las fibras. Use bolsitas de lavanda en su lugar.

Consejos para guardar ropa de lana 

  • Siempre limpie la ropa antes de guardarla, esto ayuda a evitar olores, manchas y acumulación de suciedad.
  • Doblar, en lugar de colgar. Esto ayudará a que la prenda conserve su forma.
  • Revise la ropa de vez en cuando y asegúrese de que no haya aparecido humedad o insecto.

CÓMO CUIDAR LA LANA: ¿Qué es pilling?

El pilling es la formación de bolas en la superficie de la ropa que es causado por el roce durante el uso y, aunque puede ocurrir en cualquier parte del suéter, las áreas más comunes son alrededor de los codos, las axilas, las mangas, el vientre y los lados del suéter donde, durante el uso, los brazos entran en contacto con el cuerpo del suéter.

El pilling depende de muchos factores, incluida la acción del usuario: existe una mayor posibilidad de pilling si el usuario está más activo o si la prenda durante el uso entra constantemente en contacto con otras superficies que tienden a causar abrasión, como estar sentado mucho tiempo.

Cómo cuidar la lana: Cómo prevenir el pilling.

  • Dale la vuelta a la ropa de lana antes de lavarla
  • Evite usar un suavizante de telas
  • Trate de minimizar la abrasión cuando use ropa de lana.

Cómo cuidar la lana: Cómo eliminar el pilling

  • Si no se han formado demasiadas bolitas, se pueden quitar a mano. Esto debe hacerse, de forma rutinaria, después del secado, o justo antes de planchar.
  • Se puede usar un peine para eliminar las bolitas, pero esto se debe hacer con mucho cuidado.
  • La “afeitadoras de tela”, es de bajo coste y muy efectiva para eliminar las bolitas.


La Lana

Tipos

Cachemir

Vicuña

Qiviut

Mohair

Alpaca

Angora


Pelo de Camello


Lana Merina


Lana de Cordero


Lana Pashmina


Cómo cuidar la lana

 


De Hilos y algo más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil